– Relato que ofrezco a los amantes de la naturaleza, especialmente la montaña –

Zaragoza, a  25  de septiembre de 2011.

Mi última estancia en Los Andes ha sido en agosto/septiembre de 2011, más concretamente desde el 11 de agosto al 8 de septiembre.

Me refiero a “Los Andes” y así lo expreso intencionadamente, para expresar la admiración que siento hacia esta inmensa y mágica cadena montañosa y todo cuanto convive e interactúa con ella.

Concretamente estuve en Chile y Argentina, países en donde se encuentran las cumbres más altas de esta cordillera. Por desgracia y falta de tiempo, dinero…no recorrí en esta ocasión otros países ubicados en el discurrir de este larguísimo sistema montañoso:
Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela.

Esta ha sido la quinta vez que aterrizo en territorio Andes. En veces anteriores, incluyendo un año de residencia en Mendoza (Argentina), recorrí parte de Bolivia, el territorio argentino casi por completo y gran parte del territorio chileno.

Lo que percibo, siento y proceso cuando veo y formo parte del entorno Andes es una sensación sobrenatural, majestuosa y sublime, muy inabarcable para el entendimiento y difícil de expresar. Es “algo” que no siento ni he sentido en el resto de países de América y resto del mundo en donde he estado presente: Brasil, Paraguay, Cuba, República Dominicana y la mayoría de países de Europa Occidental y del Este, así como algún país de África.

Cuando caminas por la mayoría de las localidades de Chile o la provincia de Mendoza y ves las altas cumbres nevadas en el horizonte, cuando convives con personas de descendencia Huarpe o Mapuche* que te transmiten parte de su magia poderosísima,  la cual han interiorizado como premio a su respeto y amor a la Pachamama o cuando estás en el Océano Pacífico, muy cerca
de la Cordillera Andina y sientes la inmensa energía, fruto de la combinación entre ambos pilares de la naturaleza del planeta Tierra, que te envuelve y se va introduciendo dentro de ti con una fuerza que te hace sentir muy vivo para posteriormente creerte más humilde y convertirte a la religión basada en la sensibilidad y la convivencia con respeto y amor.

En estos territorios podrás disfrutar de la naturaleza, practicando todo tipo de deportes relacionados con ella: andinismo-alta montaña, senderismo, btt, sky, escalada, buceo, parapente….

Es necesario que para emprender ascensiones o travesías importantes dispongas de bastantes días porque las distancias son muy largas para llegar desde las localidades “cercanas” y hay que tener en cuenta la adaptación a la altura, ya que para la gran mayoría de las, comienzas a subir cercano a los 3000 mts.

También hemos de tener presente que para alcanzar por primera vez las altas cumbres: Aconcagua, Nevado Ojos del Salado, El Plata, Mercedario…conviene emprenderlas en los meses de diciembre, enero y febrero, verano austral. Las ascensiones en los meses de julio y agosto las reservaremos para los grandes “capos” del andinismo, los cuales ya subieron por “la ruta sencilla” y entre diciembre y febrero y son capaces de conseguirlo.

Así pues, si sólo dispones de un mes de vacaciones en el verano boreal, y deseas conocer parte de Argentina y Chile, además de disfrutar realizando actividades en la cordillera andina, te puede servir la narración de mi viaje. Todo lo realizado ha sido una suma del planning confeccionado previamente junto con mis compañeros y hermanos montañeros argentinos y chilenos y de la improvisación que iba surgiendo en base a ofrecimientos e invitaciones que ocasionalmente recibía con amor y cariño y que no podía rechazar. En mi año de estancia en Mendoza, entré a formar parte del CAM, Club Andinista de Mendoza, con el cual todavía sigo siendo vinculado. Esta circunstancia me permite relacionarme y convivir con expertos conocedores de rutas y recibir información y propuestas muy interesantes privilegiadas.

Lugares y actividades de mi viaje CHILE-ARGENTINA AGOSTO 2011:

Equipaje:
equipo completo para esquí de travesía y para media-alta montaña dentro de un portaesquies grande. Las botas de esquí en una mochila aparte, que subes contigo al avión, para no pasarte en peso permitido como equipaje de bodega (consultar peso permitido y tasas en caso de sobrepasarlo según compañía aérea con la que se realiza el vuelo).

1. Llegada a las 8 horas a Santiago de Chile procedente de Madrid. Previamente se cruza sobrevolando una parte preciosa de
Los Andes, coincidiendo con el amanecer. Es algo majestuoso. Los colores y lo que se puede presenciar es de una belleza difícil de describir.

 

–       2. Paseando y disfrutando varios días del día y la noche de Santiago de Chile con mi hermano David, el cual vino a recogerme a Santiago desde Mendoza. Coincidimos y vivimos las fuertes revueltas estudiantiles y fuimos agasajados y mimados con la hospitalidad y el cariño del santiagueño Álvaro, un gran amigo.

  

–       3. Viaje hacia Argentina en la camioneta Toyota Hilux de David, llamada “Eli”, cruzando la enigmática frontera por el paso “Libertadores” o popularmente conocida como “El cruce de Los Andes”. De camino a Mendoza, parada en la estación de esquí Portillo (http://www.chileanski.com/esp/),  en territorio chileno, a escasos kilómetros de la frontera hacia la que nos
dirigimos. Allí pasamos un día entero esquiando y alquilamos una habitación en un apartamento privado (opción recomendable).

 

Al día siguiente, temprano, partimos hacia la frontera para cruzarla en cuanto la abran y evitar las colas y pasamos el día haciendo unas pequeñas rutas con raquetas de nieve mientras contemplamos constantemente la silueta del cerro Aconcagua en Horcones, lugar de entrada al Parque Natural Aconcagua. Al comienzo de la actividad, la diosa Madre Naturaleza me regala (creo que tal vez
como regalo por acudir a este lugar con mucha ilusión y abierto a recibir todo cuanto me surja, con la mente y el espíritu en forma de libertad y sin el mínimo lastre o colapso mental que me acompañe) poder contemplar y fotografiar, a escasos metros, la presencia de varias águilas negras americanas (“Matamicos Andinos”). Sin importarles mucho nuestra cercana presencia (tal vez fruto del hambre), se disponen a comerse los restos de un bocadillo. De repente, acude con vuelo imponente y majestuoso un ejemplar joven de Águila Real y enfrentándose a ellas les arrebata su comida e impone su ley. Las otras esperan a la posibilidad de que la poderosa les deje algún resto. ¡Impresionante espectáculo junto a las proximidades del cerro Aconcagua!

  

Parada técnica en la localidad de Uspallata para repostar combustible para la Eli y para nosotros y pagando con  los pesos argentinos que guardaba y reservaba para mis primeras empanadas de mi retorno a estas amadas tierras (¡Qué ganas tenía de volver a estar en dicho lugar! ¡La nostalgia y los recuerdos comienzan a apoderarse de mí!). En esta localidad suele alojarse mucha gente para acceder a la cercana pista de esquí Penitentes (http://www.argentour.com/es/esqui/los_penitentes.php)
y para hacer muchas excursiones por su bello entorno natural.

–       4. Llegada a Mendoza. Nos esperan nuestros hermanazos Gonzalo y Alejandro con el fuego preparado, la carne y el aperitivo para que David haga su función de maestro asador y comience nuestro ritual de hermandad y rencuentro a modo de asado-fiesta de mi bienvenida.

 

Varios días en Mendoza para saborear una de mis ciudades favoritas y queridas en el mundo, rencontrarme con muchos amigos, consolidación de la nostalgia y muchos recuerdos, convivencia con Clara, David y Alejandro…

Rutas en las camionetas 4×4 de mis hermanos y compis de viaje por la provincia de Mendoza para conocer lugares que me quedaron pendientes por conocer. No os recomiendo esta opción si no vais con gente que conoce muy bien las rutas, ya
que si te pierdes las distancias a las localidades cercanas quedan muy alejadas y la noche es muy fría en esta época del año.

 

Visitando la bodega “Luigi Bosca”, propiedad de la familia de mi querido hermano Gonzalo Arizu, la mejor y más importante de Argentina por su prestigio, reconocimiento, producción y ranking de ventas, así como una de las más importantes del mundo.

  

–       5.  Semana de esquí en Las Leñas. La intención era hacer esquí de travesía por el Valle de las Leñas pero el amigo y compañero que nos iba a hacer de guía no pudo acompañarnos debido a un importante problema personal que le
surgió en el último momento. Así pues, cambio de planes y a esquiar los dos primeros días en las pistas, aprovechando que había grandes tormentas de nieve y poca visibilidad. Era arriesgado salirse de las pistas. Había alto riesgo de avalanchas. Se trata de
una zona muy hermosa y situada a mucha altura. En medio del valle se encuentra el centro de esquí, uno de los más hermosos e importantes de Sudamérica, por su situación, altura, enclave y servicios y comodidades con los que cuenta para sus usuarios. Los
siguientes días, con excelente nieve virgen y días soleados, practicamos esquí fuera de pistas, sin alejarnos mucho por miedo a las avalanchas y por no conocer bien las alternativas.

(http://www.argentinaturistica.com/esquilenias.htm)

(http://www.laslenas.com/esp/index.php)

Existe la posibilidad de contratar un guía o monitor para hacer esquí de travesía pero nos pareció caro y no nos apeteció contratar a nadie y hacer uso de esta opción. Por todo este valle, hay numerosas rutas para hacer esquí de travesía pero hay
mucho riesgo de avalanchas y se debe ir siempre con alguien que lo conozca y sea muy conocedor de las incertidumbres de este valle, famoso por sus cambios bruscos de tiempo y por sus grandes avalanchas.

Vuelta a Mendoza a reponer fuerzas y a recuperarme un poquito del cansancio físico que supone esquiar toda una semana, estando a bastante altura. Regreso de nuevo  al Valle de las Leñas para esquiar dos días fuera de las pistas, aprovechando
la nevada de los días anteriores.

   

–       6. Ruta por la zona de Malargüe de regreso a Mendoza. http://www.argentinaturismo.com.ar/malargue/) Hermoso
entorno, famoso por sus asados de cabrito en las estancias o fincas y por sus bellos laguitos y ríos y gran cantidad de diversas especies de aves.

 

–       7.  Dos días de acampada en Las Veguitas, zona ubicada en Vallecitos (Mendoza) para hacer prácticas de invernales, construir un igloo para lugar de reunión y descanso y varias rutas con raquetas.

(http://www.escalada.com/escalada/secciones/especiales/bernardo.asp)

(http://www.alborde.com.ar/monta/monta113.htm)

Salida desde Mendoza hasta Vallecitos (2900 m.s.n.m.), zona de los Refugios, ubicado en el Cordón del Plata en pleno macizo
cordillerano. Después hasta las “Las Veguitas”, lugar de acampada para acceder a la gran cantidad de cerros que hay a su alrededor, desde 4.000 a 6.000 mts. Se le considera la zona de entrnamiento para todo andinista que esté preparando la ascensión a altas cumbres. Esta ctividad la realicé hace 4 años y algunos de mis compañeros de esta hermosa xperiencia y aventura accedieron a rememorar aquellos pasados y nunca lvidados momentos y decidimos repetirlos con el mismo programa de
actividades, ecepto eñ ascenso al cerro San Bernardo (4500 mts.) que en esa ocasión hicimos.Las fotos son de la
experiencia llevada a cabo en 2007, ya que esta vez olvidé llevar mi cámara cosas que a veces ocurren).

  

8. Rutas de bicicleta de montaña por Tunuyán Mendoza) http://www.tunuyan.mendoza.gov.ar/) zona frecuentada por los amantes de la BTT y que tiene fama por sus manzanas,sus vinos y su exquisita miel. Durante todo el recorrido, vas observando el Cordón del Plata (cordón del sistema montañoso andino).

–       9. Regreso a la Sierra Alta Cordobesa. Viaje hasta Nono, localidad pequeñita yhermosa, situada junto a Mina Clavero,
localidad muy turística y con un entorno muy bonito. (http://www.nono-cordoba.com/) (http://www.minaclavero.gov.ar/)Visita
a mi querido amigo Fernando, el cual trabaja allá como guía de montaña. aprovechando la visita, ascensión a varios cerros de 2000 mts. en  la reserva Natural El Pirrero. En mi anterior estancia en la Sierra Cordobesa, hace 5 años, estuve en las
localidades de Villa Carlos Paz y Tanti. Esta última localidad es muy bonita y acogedora, y al igual que Mina Clavero, te ofrece muchas alternativas pararealizar actividades en el monte o en sus ríos.

–       10.Regreso a Santiago de Chile para dirigirme al aeropuerto y retomar el vuelorumbo a España.El miércoles 7 de septiembre,
el día en que debería haber volado, cuando realizaba el checking me propusieron  de Iberia si quería volar al día siguiente a la misma hora. Me ofrecieronuna nada desestimable cantidad en euros y transporte gratuito con alojamiento y
comidas. Había una sobreventa de 1 pasajero y en el del día siguiente lessobraban plazas. La jefa controladora me confesó que se acercó a proponérmelopor mi aspecto de “tener tal vez no muchas responsabilidades o prisas porllegar a mi destino”. Me reí y pensé que estaría lindo irme a almorzar yconocer Valparaiso, localidadpintoresca y bohemia que te atrapa al momento de conocerla. (http://www.municipalidaddevalparaiso.cl/) Disfruté esa linda localidadjunto a mi compañero chileno Álvaro y de una comida en un entrañablerestaurante con exquisitos platos de cocina de autor elaborados por un cheffmuy “capo”. Ja!  Qué bueno fluir en cualquier parte esperada e inesperada!

 

En cuanto llegué aquí fue duro el salir corriendo para acudir a entrenar (trabajar). A la vez era maravilloso porque enseguida, a pesar del cansancio del largo viaje que supone cruzar el charco, me sumergía en actividades que me apasionan.

*Huarpes y Mapuches: indígenas que históricamente habitaron los valles de parte de los territorios andinos de los actuales territoros argentinos y chilenos.

Anuncios